martes, 28 de octubre de 2008

Una mujer muere lapidada por los islamistas somalíes


Islamistas somalíes lapidaron a una mujer acusada de adulterio, en la primera ejecución pública de estas características en dos años.

La mujer, de 23 años, fue ejecutada a última hora del lunes frente a cientos de personas reunidas en una plaza de la ciudad portuaria de Kismayu, en el sur del país, ocupada por los insurgentes islamistas el pasado mes de agosto. Los guardias abrieron fuego en el momento en que un familiar corría hacia ella y causaron la muerte de un niño.

"Trajeron a una mujer con un velo verde y una máscara negra y esperamos para ver el despiadado acto de la lapidación", dijo a Reuters un residente local, Abdullahi Aden.

Matan a un niño

"Nos dijeron que ella accedió a ser castigada, pero aún así pudimos escucharla gritar mientras era atada a la fuerza por las piernas y manos. Un familiar corrió hacia ella, pero los islamistas abrieron fuego y mataron a un niño".
Los islamistas llevaron a cabo una ejecución pública por última vez cuando gobernaban en Mogadiscio y la mayor parte del sur de Somalia a mediados de 2006. Fuerzas conjuntas de Somalia y Etiopía les expulsaron a finales de ese año, pero desde entonces han emprendido una campaña de guerrillas, al estilo de Irak, ganando territorio de forma gradual.

Al igual que cuando gobernaban en Mogadiscio en 2006, los islamistas ahora controlan el área de Kismayu y aportan una seguridad muy necesitada, pero también imponen prácticas fundamentalistas como prohibir el ocio, considerado antiislámico.

Tratada injustamente

Familiares de la mujer ejecutada, a quien identificaron como Asha Ibrahim Dhuhulow, dijeron que fue tratada injustamente.
"La lapidación fue totalmente irreligiosa e ilógica", dijo su hermana, que pidió no ser identificada. "El islam no ejecuta a una mujer por adulterio a menos que existan cuatro testigos y el hombre con el que mantuvo relaciones se identifique públicamente".

Los líderes islamistas en la ejecución dijeron que la mujer había quebrantado la ley islámica. Prometieron castigar al guardia que disparó al niño durante el barullo de la ejecución.

"Pedimos disculpas por la muerte del niño y prometemos que llevaremos al que abrió fuego ante los tribunales y se le tratará como corresponde", dijo un líder islamista no identificado a la multitud.


2 comentarios:

Té la mà Maria - Reus dijo...

sobrecogedor post, me acuerdo una vez que se impulso una campaña en la red para intentar salvar de ser dilapidada a una mujer (no me acuerdo del país)i firme, luego me enteré que esta mujer ya habia sido dilapidada dos años antes.

Bajo el Sur dijo...

Yo creo que también que recuerdo la ocasión a la que te refieres, igualmente yo firmé.
Pero tambien tengo presente muchas otras acciones que desde Amnistía Internacional se estan desarrollando, entre ellas la campaña "POR EL FIN DE LAS LAPIDACIONES Y LA EJECUCIÓN DE MENORES EN IRÁN".
Salud!