sábado, 10 de abril de 2010

Demasiado Tarde


2 comentarios:

La Cueva de la Vieja dijo...

Qué gran verdad.

loinvisible dijo...

Precioso relato, triste pero bello.